Del 15M dimos el salto a los ayuntamientos y tras dos años de experiencia en las instituciones, estoy más convencida aún, que el primer día, que los ayuntamientos no tienen que estar en manos de los partidos políticos tradicionales. Son los ciudadanos, los vecinos y vecinas, que tienen que asumir responsabilidades y dar un paso al frente. Desde nuestra agrupación o cualquier otra. PSOE e IU bloquean todas las iniciativas en favor del pueblo, solo por intereses mezquinos, pensando que así, quizá, puedan volver a gobernar en 2019 y que la corrupción contra la que combatimos, quede impugne.

Vamos recuperando nuestro municipio, entre otras cosas, porque el dinero que se iba a otros lugares oscuros y otros intereses, ahora se destina a iniciativas de igualdad, de participación ciudadana, participación ciudadana en los presupuestos, pero es mucho lo que aún queda por hacer. Tenemos que sanear las cuentas aún más, que las calles estén más limpias, y los parques mejor mantenidos. El agujero económico de los gobiernos anteriores es de tal calibre, que nos costará años equilibrarlo.

Share This